Get Adobe Flash player
Inicio

ORURO CONTARÁ CON UN COLISEO MODELO PARA LA PRÁCTICA DEL VOLEIBOL

El proyecto será emplazado en la Junta Vecinal Sierra Mier EMAL, lado este de la Avenida Héroes del Chaco.

Se trata de la construcción de un coliseo con graderías, camerinos, boletería y todas las dependencias y accesorios necesarios. Las obras son financiadas por la Unidad de Proyectos Especiales del Estado (UPRE) y el Gobierno Municipal con un monto de 3’079,863 bolivianos.

Las obras serán ejecutadas por la empresa GRUMACONS en un plazo de 180 días. Dirigentes del volibol y deportistas celebran el inicio de obras que se ha concretado en un acto especial cumplido el domingo 20 de julio de 2014.

 

 

* Nota extractada del Periódico La Patria en su edición del lunes 21 de julio de 2014

"El sueño de contar con un coliseo de propiedad del voleibol orureño, se está haciendo realidad", manifestó el presidente de la Asociación Municipal de Voleibol Oruro, Johnny Saravia, al finalizar el acto de inauguración de obras, para la construcción del escenario deportivo, que estará ubicado en el sector de Sierra Mier Emal II (zona Norte).

Según explicaciones del supervisor de obra, Reynaldo Ayca, la construcción del coliseo de voleibol, tendrá una duración de 180 días (6 meses), con un costo de 3.079.863 bolivianos (recursos del municipio orureño). Contará con una cancha reglamentaria con piso parquet y todas sus comodidades para la práctica de este deporte.

De la misma manera tendrá graderías para unas mil personas, dos camarines para los equipos, un camarín para árbitros y algunos otros detalles.

Naturalmente esta construcción irá en beneficio de los deportistas del voleibol, motivo por el cual Johnny Saravia, expresó su agradecimiento a las autoridades municipales. "Es una fecha histórica porque se hace realidad este añorado sueño de contar con un coliseo exclusivo para el voleibol, cuando sabemos que esta disciplina deportiva está creciendo cada vez más, por eso mismo mi agradecimiento a las autoridades, en especial a la alcaldesa Rossío Pimentel, por este apoyo que sin duda será de mucho beneficio para el deporte y la zona", afirmó Saravia.

La alcaldesa Rossío Pimentel, que estuvo presente en el acto, aseguró que es un orgullo personal para ella, el hacer realidad este escenario deportivo. "Hay canchas de voleibol que son históricas, por ejemplo del colegio Bolívar, donde recuerdo se jugaban todas las categorías y yo era parte de algunos equipos, donde en la actualidad se juega la cancha auxiliar del Palacio de los Deportes, que tanto sacrificio nos costó a los orureños, y ahora este coliseo que sin duda será el mejor del país, como lo dijo el vicepresidente en alguna oportunidad, que será el primero y el mejor en el país, además nosotros seguiremos trabajando en este lugar porque las circunstancias nos obligan, puesto que se tiene que mejorar el lugar, asfaltar las calles de manera que aquí se puedan jugar campeonatos nacionales y muchos otros", manifestó la autoridad municipal.

La oportunidad fue propicia para que el presidente de la Junta Vecinal Sierra Mier Emal II, Iván Gutiérrez, exprese su agradecimiento por la construcción de este coliseo, "nuestra junta vecinal, se siente agradecida por el efecto multiplicador que generará esta construcción, porque estamos seguros que todo mejorará, y eso irá en beneficio de la zona, así mismo, nuestros niños, podrán dedicarse al deporte y no a otras cosas", dijo.

BUEN APORTE

Sin duda que en estos tiempos pasa a ser una necesidad la construcción de más escenarios deportivos reglamentarios, de manera que el deporte en este caso el voleibol, podrá superar su nivel técnico, en realidad recuperar el sitial que le caracterizaba, porque es para tomar en cuenta que en gestiones pasadas, en la rama femenina, Oruro siempre estaba en los primeros lugares en el orden nacional.

Este escenario deportivo estará a cargo de la Asociación Municipal de Voleibol Oruro, entidad deportiva encargada de regentar los campeonatos de las divisiones menores, de manera que el torneo en adelante podrá desarrollarse con normalidad y no estar a la espera de espacios en los campos deportivos del Palacio de los Deportes, para la programación correspondiente.